Todo lo nuestro


C
omenzar por ti, avanzar unidos en el futuro de unos ojos de talla 0, desafiar el escenario que habitamos y prepararlo para la revolución por venir. Todo lo que somos se resumirá justo en el momento en que veamos en el fondo vacío de nuestras pupilas el grito seductor de otra mirada. Calcinaremos el pasado para empezar a construir una historia de tres, un cuento con pañales.

Tendremos que aprender a ser nosotros, a crecer juntos, a dormir con los oídos rotos por no saber qué canción le abrigará cuando el invierno no tape nuestra ignorancia. Será una batalla diaria que viviremos con la luz siempre alerta, el cielo sin pintar y la lucha de colores.

Las horas sin dormir se agolparán en un abrir y cerrar de ojos donde iremos recreando los sueños que tendremos, que viajarán en aviones de cartón, en elefantes huecos de memoria que nos obliguen a vivir a diario una aventura recién pintada, que vista de madrugadas grises (con estrellas por supuesto), de amarillos los desvelos y de rojo las comisuras que serán los sonrisas de los abuelos.

Habrá que entrenarse para que el tiempo se estruje en los relojes y pase a velocidad de óleo, para poder así eternizar cada pliego de su piel o cada inofensiva mueca que nos obligue a seguir cargando de caricias el futuro.

Anuncios