Pocas horas después de que Obama haya sido proclamado oficialmente presidente de los EEUU, y días después que Israel y Hamás (no confundir con Palestina), se hayan dada una tregua de una semana, me pregunto si el mundo tiene remedio.

Al cambio climático, el narcotráfico, la violencia de género, el terrorismo, se une la crisis económica, y las armas de la ignorancia y la falta de respeto, que van unidas, el egoismo y la intolerancia las carga el diablo.

Afortunadamente aùn hay personas “humanas” como diría aquel, que tienen precisamente eso, humanidad, que siguen siendo solidaridas, humildes, gente normal, lógica y coherente, gente tolerante, pacífica.

Si fuera por más de uno que yo me sé, que mira hacia otro lado, cuando la mezquindad, la pobreza y el horror, habita en cualquier calle de su bendita-maldita ciudad.
¿serà capaz Obama de llegar a las conciencias de esos infelices y hacerlos recapacitar?. Esperemos que sì. Èl al menos lo voy a intentar.

Anuncios