Ya no entiendo tus pesadillas,
ni tus manos que me dicen, que hago aquí,
no comprendo, ni las cosas más sencillas
ni que seas, como siempre, porque sí.

Ya sé, que soy complicado de entender,
que siempre me dejé llevar por mi libertad
nadie me tuvo atado, ni siquiera tu piel
y nunca tuve aspiración por ganar.

Fui un incomprendido, un bufón,
surrealista de modas, pesimista de sofá
siempre me caí en el peor
hueco por donde nadie osa escapar.

“No gana quien tiene más ganas”
Alejandro Sanz. Cantante

Anuncios