Me duele el corazón porque siento el inicuo proceder del astro de mi consciencia.
Me duele, porque llevo mucho tiempo sin callarme, y yo no se hablar más de lo preciso.

También, porque he consentido que me invada, un poder que aún no controlo, y no se que reglas tiene. Un poder que me domina, que me lleva hacia sitios a los que nunca fui capaz de ir. Cuando les gane. Controlaré mi vida, y entonces disfrutaré de ella.

Me duele el corazón por lo de siempre, por no ser capaz de encontrarte, de encontrarnos, en verdad no creo que sea tan difícil, soy yo el que lo hace imposible, pero si los dos pusiéramos un poquito de nuestra parte…

Anuncios