Este post tiene como objetivo ensalzar una vez más, las actitudes y aptitudes de Rafa Nadal, uno de los mejores (sino el mejor) deportista de la historia de este país. Viene al caso, ya que tengo la sensación, que algunos (sobre todo periodistas), sólo valoran el nivel del tenista manacorí, según gane un torneo o no. La situación llegó al extremo al sacar de sus casillas al comedido tenista, en el pasado Roland Garros. Nadal se defendió, comentando que había estado jugando mal durante gran parte del torneo, pero que sólo había que analizar sus números para ver cómo ha sido su rendimiento en lo que llevamos de año. Por lo que tanta cantidad de críticas no tenían razón de ser

No se puede jugar mal y llegar a las finales de Indian Wells, Miami, Roma y Madrid (perdidas con Djokovic). Puedes no estar a tu nivel y perder con el 200 del ranking, pero para ganar a los Ferrer, Del Potro, Murray o Federer, debes de mostrar tu mejor cara y jugar al cien por cien y eso es lo que ha hecho el tenista español. A todas esas finales, hay que sumarle el Roland Garros y la final de ayer sobre la hierba londinense.

Se debe de reconocer que enfrente hay un rival el serbio Djokovic, que ahora mismo está un punto por encima del resto, y que ha subido al número uno
arrebatándoselo precisamente al español. Éste siempre ha dicho, que estar en lo más alto del ranking, es una consecuencia de jugar bien y ganar, pero no es su objetivo prioritario. De seguir en este nivel, Nadal volverá a subirse al escalón más alto del tenis mundidal, Djokovic, debería de igualar lo hecho este año, en el próximo curso para defender esos puntos (algo casi imposible), todo ello sumado al exigente calendario tenístico, hacen muy compleja la misión.

El serbio ha entrado en el cerebro del manacorí, hasta lijar final a final, uno de sus puntos fuertes, la mentalidad, “jugué mal los momentos importantes” dijo después de la final de ayer.

Rafa Nadal deberá limar aquellos defectos que le hacen vulnerable (mejor saque, hacer correr más la bola,…), para seguir continuando durante muchos años, en lo más alto del tenis y del deporte mundial.

“Lo que te hace ganar es querer ganar y querer hacer todo lo que toca para ganar. Querer trabajar cuando no te apetece. Saber aguantarte en los momentos complicados pensando que van a cambiar. Ser lo suficientemente tozudo para pensar que las cosas saldrán bien cuando no salen a la primera ni a la décima. Que la mente esté preparada para asumir las dificultades para así poder superarlas. Sin lugar a dudas, todos los que ganan tienen eso”. Rafa Nadal a El País, días después de ganar Roland Garros.

Anuncios