Me senté en aquella roca donde estaba el rompeolas para sentirme identificado con algo. Era un ir y venir de agua en un día de fuerte viento, gris, demasiado efímero para mí, tan sólo puede estar allí 3 horas. Mi soledad estaba harta de sentirse discriminada, de verme acompañada de mí mismo. Quería hacerle ver que ella ya no domina mi vida, que la soledad se fue y que ha agonizado en la orilla como las olas que tenía enfrente mía. Tuvimos una discusión hace unos días, le dije que era una hija de puta, que todos estos años que había estado conmigo ni siquiera me dio un repiro para ir a buscar a mi compañera. Le insulté, le falté al respeto e incluso estuve a punto de acabar con ella. Tantos años juntos y qué pena que termináramos así.

Empezaron a caer unos gotas. Yo sin inmutarme continué sentado enfrentándome al horizonte, con las rodillas semiflexionadas pensé en todo lo que había vivido, en los momentos en los que ni yo mismo me aguantaba, en aquellos días que hubiera dado cualquier cosa por ser otro. Pero yo nunca era otro. Nunca era el de los paseos a media tarde con el chiribiri sobre nuestros cuerpos. Nunca era el que se iba a la playa y paseaba sin prisas y tenía cuidado de pisar para no estropear los castillos de arena que me había contruído en mi cabeza.

Pensaba mientras se tranquilizaba el vendaval que ya no valía la pena soñar, ni escribir, ni publicar. Que casi todo había perdido el sentido. Me acordé de cuando me autodestruía e iba y volvía constantemente a un lugar que me hacía daño para tener la sensación grata de la vuelta. Quería saber qué se sentía estando en un estado de conmoción, de perplejidad. Quise ocultarlo y lo conseguí pero llegó el día que no pude más.

Aproveché aquel viaje que hicimos, me levanté, fijé mi mirada en un punto indeterminado y grité y no paré de gritar y lloré y no paré de llorar.

Era feliz… por fin.

 

Si quieres leer más relatos…

  1. La Ciudad: Misirias y paladares (III)
  2. Relato de la lluvia
  3. Todas las abuelas
  4. La vida va por dentro
  5. La torre del escritor
Anuncios